fbpx

Tratamiento con Colágeno para pieles con acné

Uno de los problemas cutáneos más comunes es el acné; es el octavo padecimiento en la piel más común en todo el mundo. Ocurre principalmente durante la pubertad; sin embargo, puede afectar a los adultos, el 95% de las personas de 11 a 30 años se ven afectadas por el acné en algún momento de su vida.

En su mayoría, todo el acné es causado por inflamación y poros obstruidos. Sin embargo, las hormonas, la irritación por contacto, el estrés y las bacterias también pueden causar acné. La batalla contra el acné puede parecer interminable si sufres o has sufrido previamente con él.  Hay varias formas de tratar y controlar el acné y los resultados varían de una persona a otra. Es fundamental tener una rutina de cuidado de la piel buena y constante si eres propenso a tener brotes de acné. Una rutina de cuidado facial puede ayudar a eliminar el exceso de grasa; mantener los poros limpios y estimular la regeneración de la piel además de reducir las imperfecciones existentes.

La actual pandemia de coronavirus ha aumentado drásticamente y nos ha obligado a utilizar mascarilla, el problema de los brotes, o como ahora lo llamamos ‘maskne’, es cada vez más frecuente. Usar una mascarilla durante mucho tiempo puede causar obstrucciones en los poros, al igual que el acné común; sin embargo, está centralizado alrededor de la boca y la nariz. 

Te queremos compartir una rutina diaria simple para el cuidado de la piel que puedes utilizar tanto en la mañana como en la noche.

Paso 1: Limpieza

El primer paso de cualquier buena rutina es la limpieza facial. Debes realizarla tanto por la mañana como por la noche, ya que te ayudará a reducir la grasa. Con un paño de limpieza facial, limpia a fondo tu rostro, así como la línea de la mandíbula y el cuello. Utiliza la limpiadora para limpiar a profundidad y minimizar la apariencia de los poros. 

Sugerencia:  Siempre limpia dos veces para asegurarte de que estas eliminando todo rastro de maquillaje, así como cualquier suciedad o bacteria que pueda haberse pegado a tu piel.

Paso 2: Tono

El tónico facial es un producto útil y necesario si tienes una piel propensa al acné.  Ayuda a restaurar el equilibrio del PH de la piel; minimiza la apariencia de los poros e ilumina el tono de tu piel. También prepara la piel para la aplicación de sueros y tratamientos. The  Collagen Toning Mist  es un tónico hidratante enriquecido con ácido hialurónico y glicólico que ayuda a deshacerse de la piel muerta. También contiene manzanilla, que aporta antioxidantes que favorecen la reducción de la inflamación.

Sugerencia: En el verano, este es un excelente medio para rehidratar la piel y evitar que el maquillaje se deslice y se enfríe.

Paso 3: Serum

El siguiente paso es utilizar el serum que proporciona una alta concentración de ingredientes activos como nutrientes y antioxidantes que van a mejorar la salud de la piel. Puede aplicar el serum dos veces al día inmediatamente después de limpiar y tonificar tu rostro, cuello y escote. Te recomendamos utilizar el suero facial de colágeno que se enfoca en el enrojecimiento, las cicatrices y la pigmentación mientras fortalece la barrera de la piel. También restaura los niveles óptimos de hidratación con su mezcla de extractos de plantas y antioxidantes. 

Sugerencia: Los sueros penetran en las capas más profundas de la piel, alcanzan la raíz de las preocupaciones y, a cambio, vemos resultados duraderos. 

Paso 3: Hidratación

Utilizar una crema hidratante protege nuestra capa superior de la piel, cuidándola de factores contaminantes que se encuentran en el ambiente. Asegúrate de usar una fórmula liviana que sea ‘no comedogénica’ para evitar que la crema hidratante bloquee tus poros. Otro ingrediente a tomar en cuenta en este tipo de productos es el ácido hialurónico, que ayudará a eliminar la obstrucción de los poros y frenar los brotes.

Nuestro gel hidratante facial es un humectante ligero que combina colágeno, ácido hialurónico y vitaminas triples A, C y E. No contiene aceite, se absorbe en la piel rápidamente y te deja con un cutis fresco, húmedo e hidratado.

Sugerencia: Tenemos múltiples capas de piel, nuestro humectante cuida la superficie superior permitiendo que nuestra piel se sienta suave, nutrida con un brillo natural.

Productos que debes utilizar semanalmente:

No todos los productos deben usarse a diario, pero es bueno cuidar tu piel todas las semanas para controlar el acné.

La exfoliación es un paso crucial para el cuidado de la piel propensa al acné. Sin embargo, debes evitar usar exfoliantes fuertes, ya que hará que tu piel aumente la producción natural de aceite para compensar la sequedad causada. En su lugar, debes utilizar un exfoliante facial suave, ya sea una fórmula a base de enzimas o ácidos. La microdermoabrasión es un exfoliante de triple acción formulado para restaurar instantáneamente su brillo natural mientras disuelve los poros congestionados y afloja la piel muerta.

Sugerencia: Exfoliar por la noche para permitir que su piel se reponga, evitando la exposición al sol.

El mejor paso para el cuidado de la piel tiene que ser una mascarilla facial hidratante, otro complemento perfecto para la piel propensa al acné. Si bien ayuda a reducir la grasa y calmar la inflamación, vas a darle una sensación fresca y relajante para tu rostro. La mascarilla de colágeno también ayuda con la reducción de cicatrices, que es bastante común después de tener acné.

Sugerencia: Consiente tu piel por 15 minutos una vez a la semana, tome una taza de té y relájate.

Además de una rutina regular de cuidado de la piel, hay otras acciones que puede tomar para ayudar con el acné que pueden prevenir la introducción de bacterias adicionales en la piel: 

  • Cambia sus fundas de almohada con regularidad
  • Limpia tus brochas de maquillaje
  • Evita tocarte tu rostro durante el día
Ir arriba