fbpx

Beneficios ácido hialurónico

Nuestra piel, ácido hialurónico y colágeno 

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, cubriéndolo completamente y abarcando aproximadamente el 15% de nuestro peso corporal. Además de servir de protección contra el calor, luz, lesiones e infecciones, la piel también nos ayuda a regular la temperatura en nuestro organismo, almacena agua e impide el ingreso de bacterias.

Hoy en día se habla mucho sobre una positiva relación que el ácido hialurónico y el colágeno tienen sobre nuestro cuerpo. Aunque ambas son responsables de la formación de tejidos, cada una tiene su propia función.

El colágeno se encarga de conectar los tejidos (músculos, tendones, ligamentos, piel, huesos, cartílago). Su función consiste en la formación de las fibras a partir de las que se crean las estructuras del organismo; por lo que es responsable del grado de firmeza y elasticidad el cual se ve reflejado en nuestra dermis. 

El ácido hialurónico por su parte, tiene una estructura fibrosa, aunque al momento de extraerlo tiene una forma viscosa. En nuestro cuerpo se concentra en los cartílagos, las articulaciones y la piel. Entre sus funciones se encuentra la reconstrucción de fibras y la cantidad de retener hasta mil veces su peso en agua, por lo que es un medio importante para mantener la hidratación en la piel. 

Las propiedades del colágeno como las del ácido hialurónico tienen un lugar relevante en lo que se trata de tratamientos para frenar el envejecimiento, tanto en tratamientos orales como en aplicaciones dermatológicas estéticas. En ambos casos, lo más beneficiado es nuestra piel. 

Dicho lo anterior, imagina…

Ir arriba